Creación del mundo según la mitología nórdica

Fue en los tiempos primeros
no había arena ni mar,
tierra no había,
sólo el vacío abismo,
cuando nada había
ni las frías olas;
ni el alto cielo,
y no había hierba.

[…]

Según cuenta Snorri Sturluson en la Edda Menor, el universo empezó así:

Muchos evos antes de que se creara la tierra se hizo el Niflheim, y en medio de todo está la fuente que se llama Hvergelmir y de ella nacen [varios ríos].

Pero primero existió el mundo del sur, llamado Muspell: es luminoso y caliente, su región es llameante y ardiente, e intransitable para los extranjeros y los que no proceden de ahí…

[…]

Al igual que en el Niflheim hacía frío, en todas esas terribles regiones en las proximidades del Muspell hacía calor y estaba todo refulgente. Pero el Ginnungagap [enorme hueco] se calentó tanto como el aire cuando no hay brisa, y cuando se juntaron la escarcha y los vientos cálidos, el hielo se fundió y fluyó, y de las gotas del líquido nació uno que tenía el poder recibido del calor, y que era parecido a un hombre, y se llamaba Ymir.

[…]

Cuando la escarcha chorreó nació de ella una vaca llamada Audumla, y cuatro ríos de leche surgieron de sus ubres, y alimentó así a Ymir.

[…]

[La vaca] Chupaba las piedras de escarcha, que estaban saladas. Y el primer día que chupó las piedras salió de ellas por la noche pelo de hombre, y el segundo día la cabeza de un hombre, y el tercer día era ya el hombre entero. Se llamaba Brúni, era de hermoso aspecto, grande y poderoso. [Los descendientes de Ymir y Audumla procrean tres hijos: Odín, Vili y Vé. Ellos asesinaron al gigante de hielo…] y lo llevaron al centro del Ginnungagap y de él hicieron la tierra, de su sangre el mar y los lagos, la tierra se hizo de la carne y las montañas de los huesos… Tomaron también su cráneo y de él hicieron el cielo… Entonces tomaron… las chispas que salían del Muspell, y las colocaron en el cielo del Ginnungagap, por arriba y por abajo, para iluminar el cielo y la tierra.

[…]

[Odín, Vili y Vé] encontraron dos árboles… y crearon hombres con ellos, el primero les dio espíritu y vida, el segundo sabiduría y movimiento, el tercero forma, habla, oído y vista; les dieron ropas y nombres. El hombre se llamó Ask y la mujer Embla y de ellos se engendró la estirpe de los hombres a la que se dio el Midgard como alojamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s