Lughnasadh

Una de las claves para acercarse al paganismo es estar dispuesto a ver el mundo desde una perspectiva menos urbanizada, menos domesticada; ser pagano significa atreverse a entrar en contacto individual con el mundo, sin la endulcoración que te ha entumecido las sensibilidades. En las ciudades, estar aislado de la naturaleza es lo normal; por lo que representa un reto volverse a sincronizar con festividades bucólicas como Lughnasadh, que celebra la primera cosecha del año.

¿Cómo puedes hacerlo si tus actividades son tan ajenas al campo, si la mayoría de tus alimentos vienen empaquetados? En realidad no es tan difícil, basta dar una caminata deteniéndote a contemplar los árboles, las flores, el cielo y los animales que encuentres al paso; siéntate sobre el pasto de algún parque, cierra los ojos y toca la tierra. Detén un momento esa prisa que te corre para llegar… ¿aún recuerdas adónde querías ir?

Observar a tu mascota es una buena manera de recuperar ese aspecto salvaje que duerme en ti; perros y gatos (por mencionar a los más comunes) conservan la guía de sus instintos, los humanos no somos tan diferentes, basta aprender a racionalizar menos tus conductas, a escuchar qué te grita tu cuerpo.

La primera cosecha del año representa algún logro que hayas tenido, no importa lo pequeño que creas que sea. Podría ser útil retomar esa lista de propósitos de Año Nuevo para ver qué has cumplido. Todavía estás a tiempo de realizar uno; si enfocas tus esfuerzos en una sola cosa, obtendrás un mejor resultado que dispersando tu voluntad.

Tradicionalmenta, Lughnasadh se festeja en con fuegos y pan horneado del trigo recién cortado. Su origen es celta y significa “las bodas de Lugh” (dios solar de talentos múltiples: artesano, guerrero, músico, hechicero, poeta); la celebración se extendió por Europa y tuvo tal arraigo que, cuando los cristianos empezaron a dominar el mundo, la asimilaron como una bendición para los campos de cultivo.

En nuestros tiempos, los paganos celebran este día también con el nombre de Lammas o Hlafmasse, que marca la mitad del camino entre Litha (el solsticio de verano) y Mabon (el equinoccio de otoño).

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s