¿Cómo distinguir un camino espiritual que sí contribuirá en tu desarrollo?

Hace siglos, en nuestro mundo occidental, solo algunos privilegiados tenían en sus manos el conocimiento místico que los guiaba a profundizar en su conciencia hacia el encuentro con lo sagrado. El resto de la humanidad debía conformarse con acatar las religiones organizadas o atreverse a seguir su intuición.

Hoy nos toca vivir tiempos agobiantes que nublan nuestros criterios con exceso de información. Curiosamente, el efecto es el mismo: unos cuantos se benefician y el resto se pierde en la confusión de no saber por dónde ir.

Buscar una guía es una gran opción, pero, ¿cómo saber quién está verdaderamente comprometido con un camino espiritual y no nos dejará aún más desorientados?

Desde Esfera Mística te proponemos un criterio: como no existe una “institución central” que genere cánones para regular la espiritualidad pagana (a diferencia de varias religiones monoteístas), pon atención en cómo tratan la sombra, ésa parte oscura que se le escapa a la conciencia, pero que se manifiesta todo el tiempo.

Si llegas a un lugar o con un gurú que la minimiza o la niega, que te dice que abraces tu lado oscuro, pero no te explica cómo hacerlo; si detectas que en realidad no saben cómo ayudarte a sanar (o trabajar con) tus odios, rencores y demás sentimientos densos normales en cualquier ser humano, vete de ahí.

Busca personas que tengan la experiencia de haber transitado por situaciones difíciles que justamente el camino espiritual que enseñan les ayudó a superar. La congruencia entre lo que se enseña y lo que se vive también puede darte idea de que estás con un buen maestro. Deposita tu confianza en aquel que te enseñe y te anime a sumergirte en tu sombra, que te explique los peligros y te dé herramientas para trabajar con esa parte esencial de ti mismo que está retándote a crecer, que te atemoriza para que encuentres tu valentía y que mantiene ocultas las enseñanzas más importantes de esta vida.

Como decía Carl Jung: “La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que sea, para evitar enfrentarse a su propia alma. Nadie se ilumina fantaseando con figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s