9 Mundos Nórdicos

Imagina el principio, esa oscuridad vacía, en silencio, antes de que todo lo que conoces fuera creado. Cierra los ojos, siente que flotas porque no existe la gravedad, no tienes cuerpo ni pensamientos. Entonces, tan cerca como el latir de tu corazón, emerge una luz candente y, más allá, a lo lejos, en la distancia que empieza a existir, brota la oscuridad gélida del hielo eterno. Así, de pronto, todo va apareciendo en el universo de la mitología nórdica, que está compuesto por nueve mundos:

Muspellheim

El reino del fuego primigenio está gobernado por Surt, el terrible gigante con espada llameante, que cabalgará sobre el puente Bifröst quebrándolo a su paso al comienzo del Crepúsculo de los Dioses (o Ragnarök). Es un lugar al sur donde los ríos de lava fluyen todo el tiempo; el fuego abunda por donde se mire; ningún extranjero puede sobrevivir a su calor abrasador. Las estrellas que vemos cada noche son chispas de Muspellheim que salpicaron la bóveda celeste.

Niflheim

Al norte se extiende el mundo del hielo primitivo, donde se encuentra Hvergelmir, una de las la fuentes que alimentan a Yggdrasil (el árbol que es Eje del Cosmos nórdico) y de la cual fluyen varios ríos helados. Es un lugar donde solo se encuentran témpanos, icebergs, nieblas densas, sustancias venenosas y, a pesar del frío extremo, es el hogar de Nidhögg, dragón que dedica sus esfuerzos a morder las raíces de Yggdrasil.

Midgard

Significa el “jardín de en medio” (o, como lo popularizó el escritor británico J. R. R. Tolkien, la Tierra Media); la Völuspa cuenta que “De la carne de Ymir se creó la tierra, / y el mar, del sudor. / De los huesos, los montes; los árboles, del pelo, / y del cráneo, el cielo… / y de su cerebro, las desagradables / nubes todas crearon”. Es el mundo, hecho con el cadáver de un gigante, que habitamos los seres humanos.

Asgard

Es la morada de los dioses Aesir (como Odín, Thor, Frigg, Baldr y Tyr, entre otros); dentro de este mundo está el Valhalla (el “Salón de los Caídos”), que es donde noche tras noche se reúne la mitad de los mejores guerreros muertos en batalla, escogidos por Odín, para que luchen junto a él en el Ragnarök. También aquí se encuentra el Fólkvangr (el “Campo del Ejército”), lugar donde Freyja agrupa a su mitad de guerreros fallecidos. El Bifröst (el arco iris) es el puente que une a Asgard con Midgard; está resguardado por Heimdall, quien previene las invasiones de los gigantes.

Jötunheim

Es el mundo de los gigantes (algunos estudiosos dudan de esta traducción de la palabra jötun porque su tamaño no es necesariamente enorme), que llenó de fascinación a los dioses, tal vez porque los jötnar son los primeros seres que llegaron al universo. Frey se enamora de la hermosa Gerd y hace todo con tal de hacerla su esposa, incluso perder su espada formidable. Odín yace con una jötun llamada Jörð y tiene dos hijos: Meili y Thor. Tal vez el más famoso de los individuos nacidos en este lugar sea Loki, el muy astuto hijo de Farbauti y Laufey, pues ocupa un lugar muy importante en la mitología nórdica: es hermano de Odín porque hicieron un pacto de sangre y, aunque todo el tiempo está provocando la ira de los dioses con sus fechorías, es gracias a sus artimañas ingeniosas que obtienen sus mejores armas.

Vanaheim

Poco se cuenta sobre el hogar de los Vanir, clan de dioses nórdicos que están más relacionados con la fertilidad, los bosques, el mar, los elementos, el arte y la magia. En este mundo viven Njörd, padre de Frey y Freyja (quien, por cierto es la única que tiene residencia en Vanaheim, llamada Sessrúmnir, y en Asgard), además del poeta Kvasir, entre otros.

Svartálfaheim (o NiDavellir)

En la Völuspa se le menciona como Nidavellir, el hogar de los elfos oscuros; en la literatura éddica no queda claro qué son estos seres misteriosos. Por varias referencias se puede extrapolar que se trata de los enanos (hábiles herreros y artesanos capaz de crear los artefactos más prodigiosos del cosmos; entre los más famosos destacan Ívalldi, Brokk y Eitri). Es posible que se trate de dos razas diferentes que viven en este reino subterráneo, donde fueron forjadas las grandes armas de los dioses, como Mjölnir (el infalible martillo de Thor), Gungnir (la imparable lanza de Odín) y Skidblandner (el barco plegable que siempre tiene el viento a su favor de Frey), entre otras.

Alfheim (o Ljusalfheim)

Es un mundo magnífico conocido también como Ljusalfheim; aqui viven los Elfos Luminosos (ljósálfar) que son “de figura más bella que el sol”. Está lleno de palacios hermosos: Breidablik, Glitnir (cuyos muros y columnas son de oro rojo), Himinbjörg y Valaskjálf. Este último fue tejido con plata pura, en uno de sus salones se encuentra el Hlidskjálf (el trono desde donde Odín puede contemplar todos los mundos).

Helheim

La soberana de este mundo es Hel, hija de Loki y Angrboda; vive en una mansión llamada Eljúvidnir; una mitad de su cuerpo es humana y la otra, cadavérica. Vigila y cuida este lugar oscuro, inerte, donde llegan todos los muertos que no alcanzaron la gloria de la batalla: los ancianos, los enfermos y los deshonrados.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s