Venus, de amor y otros retrógrados

Este año ha estado muy intenso, no solo en términos de salud y economía, sino de eventos astrológicos que remueven y sacuden nuestra psique. Por ello, es importante saber qué está pasando en el cosmos que puede afectar nuestras vidas, así podemos aprovechar la energía propicia o tomar las precauciones necesarias en tiempos difíciles.

El 13 de mayo pasado, Venus entró en su etapa retrógrada y duró ahí 42 días. Este planeta de naturaleza femenina nos mueve con la fuerza del deseo y del amor (entendido, sí, románticamente y en un sentido más amplio que abarca todas nuestras relaciones personales); Venus representa todo lo que nos gusta, nos satisface y nos atrae, así como la manera en que nos relacionamos y cómo atraemos a los demás; también tiene un aspecto de autoestima y de la necesidad tan humana de sentirse querido.

Mientras pasamos por la etapa de retrógrada, es muy probable que te reencontraras con viejos amigos y antiguos amores, ya fuera físicamente o con sus recuerdos. Fue un tiempo para replantearte cómo han sido tus vínculos afectivos y cómo quieres que sean a partir de ahora. También pudieron resurgir viejos resentimientos y rencores que te parecían olvidados.

Tal vez lo que viviste en esos días estuvo relacionado con las cosas que te gustaban y que te llenaban de satisfacción, pero que (por el motivo que fuera) dejaste de lado. Retoma esos viejos proyectos, aprovecha la experiencia que has adquirido para darles forma y hacerlos realidad. Recuerda que los sueños no tienen fecha de caducidad y que dedicarte a lo que te hace feliz es el tiempo mejor invertido de tu vida.

Si no hiciste conscientemente nada de lo anterior, no te preocupes porque nuestro subconsciente nunca descansa. Además, estamos ante una peculiaridad astrológica: si bien Venus ya entró directo desde el 25 de junio, está pasando por Géminis, cuyo planeta regente, Mercurio, ¡está en su fase retrógrada hasta el 12 de julio! Esto significa que tienes más tiempo de trabajar los temas antes mencionados y replantearte la manera en cómo comunicas tus necesidades afectivas, cómo te comunicas con tus seres queridos y qué es lo que quieres atraer a tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s