El origen del cambio

Tal vez nos aferramos a viejos patrones de conducta, a viejas relaciones que no funcionan o que ya no existen, a los lugares de siempre, a un trabajo que no nos satisface…

En fin, nos aferramos a lo malo que conocemos porque, en el fondo, nos cuesta trabajo aceptar que hemos cambiado, que hemos perdido el control de lo que nos pasa…

Como asegura el escritor estadounidense James Frey: “La pérdida de control siempre es el origen del miedo; empero, es también siempre el origen del cambio”.

Eres más valiente de lo que crees, abraza la pérdida de control, acepta el cambio y descubrirás que no hay nada a qué tenerle miedo. ¡Buen fin de semana a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s